enlosmapasmepierdo
29jul/112

Lombok, y la Gili… Air

Publicado por italo

Llegamos a la isla de Lombok desde PadangBai, el puerto de Bali desde donde sale el ferry. Después de un par de largos recorridos en "bemo" (bus pequeño, combi para peruanos) llegamos a nuestro primer destino del cual solo diremos que nos fuímos como vinimos. Amperan es un pequeño pueblito de Mataram. Sin saber muy bien dónde llegabamos, seguimos el instinto de nuestra cartera y ahí llegamos, en medio de la nada, pero llamémosle por lo menos pintoresco. Así que al día siguiente ya cogíamos nuestras mochilas y partíamos en otro "bemo" hacia Senggigi, una ciudad un poco más al norte de la isla y de la que se dice que se dirije todo mundo, aunque la cala que escogimos no os trajo mucha suerte... Hay que decir que la playa es muy bonita, la misma temática del sudeste asiático, arenas blancas, agua en degrade desde un turqueza transparente a un azul intenso del fondo. El problema recidía en la suciedad tanto del agua (que tampoco era demasiada) como la playa. Además le sumamos a que la playa (dícese del espacio de arena para tumbarse) era pequeño y la mayoría de espacio estaba tomado por los resorts y hoteles que se adueñan del mayor espacio posible. Otro de los problemas con estos hoteles es que no dejan espacio entre ellos para acceder a las playas. Es decir, o te hospedas en ellos o das una vuelta considerable alrededor de ellos para acceder por un callejón o una entrada bastante sucia. Por qué decidimos quedarnos solamente un día... Creo que ya está expuesta la razón... jiji

Buscábamos un sitio donde nos sintiéramos cómodos y donde no tengamos que mover mochilas por un buen tiempo, ya que llevabamos unas semanas sin poder descansar de ellas. Así que hablando con un tío del restaurante donde comíamos, nos dijo que de las tres famosas islas de Lombok, las Gili's, nos recomendaba Gili Air, con un ambiente mas sosegado donde podríamos descansar sin el bullicio de las fiestas y cantidad de gente que ofrecen Gili Meno y Gili Trawangan, especialmente esta última. Decidimos seguir su consejo ya que se aproximaba a lo que andabamos buscando y cerramos el trato. La mañana siguiente, después de una rato en "bemo" llegamos al puerto desde donde cogeríamos el bote que nos llevaría a la isla. En el trayecto conocímos a dos españolas más, Helena y Andrea, que venían a trabajar por una temporada para una ONG en Java, pero que se tomaban su último día para conocer el resto de Indonesia y la Gili Air. Como decimos, siempre viene bien hablar en español por un momento y mejor aún si es a gusto :)

Gili Air
Gili Air
26jul/111

Ubud, la “auténtica” Bali

Publicado por anuska

Tras conocer la parte de Bali más surferita y superficial del sur, nos encaminamos hacia el pueblo de Ubud casi en el centro de la isla. Aunque siga siendo un buen lugar para conocer el patrimonio hindú de la isla, podemos confirmar que aquí también el turismo lo ha inundado todo... Era de esperar ya que es uno de los principales destinos turísticos, pero el llegar y ver las abarrotadísimas calles llenas de tiendas y los insistentes taxistas ofreciendo transporte sin descanso desmoraliza un poco!!

Máscara de la danza del Barong
Máscara de la danza del Barong

Ubud se ha convertido en una mini-ciudad, si bien es cierto que las casitas de una planta le siguen dando ese aspecto de pueblo tan lindo. Los lugareños describen perfectamente como la calle más concurrida del lugar, Monkey Forest Road, era simplemente un camino entre arrozales hace unos veinte años. Hoy, las tiendas de souvenirs y artesanía local, bares y restaurantes lo atestan todo ante los ríos de turistas que pasean por ella cada día. ¡Y aquí nos sumamos nosotros! 😉

Haciendo el gili
Haciendo el gili
22jul/111

Kuta y Uluwatu… Surf, playas y sunsets en Bali

Publicado por italo

Dejamos el Tanjung Puting, esta vez en avión. Después de la primera experiencia preferimos no repetirla. Llegamos en poco mas de una hora a Surabaya donde cogimos un bus de noche con dirección a nuestro siguiente destino: Bali.

Entre cabezadas y ojos medio abiertos fuimos viendo de a pocos cómo entrabamos a Bali. Habíamos tenido una noche bastante pesada. Desde que llegamos al aeropuerto ya nos encontramos con nuestro primer percal, como diría Ana. Su mochila la habían puesto encima de algún contenedor de pescado y terminó con un pestazo insuperable. Incluso el conductor del taxi que nos llevó a la estación de buses puso una cara de pocos amigos cuando levantó la mochila y le vino el humillo aquel, y muy habilmente la giró en el aire para que no manchará el maletero, pobre hombre. En fin, cuando ya estábamos en el bus, a eso de las 2 de la mañana hicimos una parada en algún punto y me dí cuenta del frío que hacía, claro, yo iba en chanclas, camiseta sin mangas, bermudas y el aire acondicionado a tope, sin mencionar que fuera la temperatura estaba muy baja. Asi que a esperar que el conductor termine su cena para poder abrir el maletero y sacar algo de abrigo. Ana tuvo que tenerme abrazado para no congelarme en la espera. Pero ya una vez con el pantalon, polar, calcetines y demás, pudimos dormir tranquilos.

Nos despertamos a lo poco de llegar a Denpasar, la última parada de bus. Ya desde los atisbos de paisajes que tuvimos en el camino, pudimos vislumbrar el verde paisaje que nos iba a ofrecer Bali. Cuando llegamos a la estación nos encontramos con Mark, el chico inglés con el que habíamos hecho las clases de submarinismo en Koh Tao. Que Indonesia es lo bastante grande para encontrarse así. Después de una pequeña charla nos subimos a nuestro bus y nos fuimos a Kuta. Ya nos habían recomendado que no fueramos. Pero teníamos que verla. Una ciudad con muchas tiendas, creo que contamos 5 de Rip Curl en 3 calles seguidas, y plagada de guiris por doquier, a los que nos sumamos.

Encontramos un hostal muy bueno, un poco más caro que lo que habíamos pensado y visto, pero valía la pena. Además que empezaba la temporada alta y los precios estaba de alza... Ay temporada alta, que mal nos has venido! Al menos la habitación era muy bonita y que decir del hostal.

Kuta
Kuta
19jul/114

Tanjung Puting, de paseo con orangutanes

Publicado por anuska

Nota: Este post debió ser publicado un 7 de julio

Nuestros primeros pasos por Indonesia resultaron cansados y cargados de muuucha paciencia. Antes de aventurarnos en el bullicio de Bali y compañía, decidimos pasar primero por el Borneo Indonesio, Kalimantan, para ver la famosa jungla del Tanjung Puting y sus orangutanes. Para ello volamos desde Kuala Lumpur a Surabaya, en la isla de Java, desde donde pudimos reservar un ferry hasta Kalimantan para el día siguiente. Y menos mal, la ciudad de Surabaya solo nos ha servido para conocer las típicas ciudades de Indonesia, grandes y sin mucho que ver...

Pequeño orangután!
Pequeño orangután!

Así que al día siguiente nos dirigimos al puerto, muy contentos hasta que al llegar nos enteramos de que el ferry saldría 12h después de lo previsto, en vez de a las 15h, saldríamos a la 1h de la mañana... Sin desesperarnos, pagamos 10mil rupias (menos de un euro) por un par de cartones semiplastificados para tumbarnos en el suelo (en las puertas del puerto, dentro no dejaban pasar...) junto a cientos de lugareños. Podemos decir que esta ha sido una de las experiencias que más han puesto a prueba nuestra paciencia. Los lugareños parecían de lo más acostumbrados a las largas esperas, teniendo en cuenta de que este ferry solo zarpa un par de veces por semana. Niños jugando y haciendo barullo, mayores entreteniéndose con cartas y un montón de vendedores ambulantes con sopa, dulces, fruta y souvenirs nos acompañaron en la larga espera. Aprovechamos el tiempo para hacer muchas cosas, leer la guía para planificar próximos pasos, y otros libros, dormir varias horas de siesta (el cansacio nunca me había apremiado tanto para poder dormir unas 4h en el suelo, y agustico, eh?), bostezar, beber batidos de cacao con grumos, tomar sopa, volver a bostezar... Finalmente el ferry salió a las 6h de la mañana, las 4h extras de retraso fueron de regalo!! Gracias!!

El gran Tooom
El gran Tooom