enlosmapasmepierdo
3jul/111

Cameron Highlands, destino verde, verde!!

Nota: este post debió de ser publicado un 23 de junio...

Duespués de los múltiples pasos por playas e islas, ya nos tocaba un poquito de montaña y Malasia nos tenía preparado un destino perfecto para la ocasión. Tras un viaje en barquito y un par de minibuses, llegamos a Cameron Highlands para disfrutar al momento de su fresquito... ¡Y qué fresquito! El polar y las botas del fondo de la mochila hicieron su aparición tras muchas semanas de olvido... ¡Que rico dormir con mantita!

Plantación de té
Plantación de té

Nos alojamos en Twin Pines, que nos hacía mucha gracia porque siempre nos daba por llamarlo Twin Peaks, jijiji... Y nos fuimos directos a reservar una excursión de las típicas por la zona para el día siguiente: paseo por los campos de té con visita a la fábrica, rutilla por zona de jungla, subida al monte más alto de por allá (2.031m, tampoco es lo más...) y visita a un mariposario.

Así que al día siguiente partimos con otros 20 guiris en cuatro 4x4 a recorrer la zona. Las vistas de los campos de té son una maravilla y el guía nos explicó un montón de cosas sobre la historia de este cultivo, sus necesidades, etc. Como por ejemplo, que de cada rama de los arbustos sólo se aprovechan las 3 últimas hojillas. La más pequeña para el té más fuerte, y así sucesivamente. En la zona solo hay 3 tipos de té, que luego en otras fábricas se mezclan con otros sabores para tener otras variedades. A estos campos de té acuden recogedores de muchos países, cómo Índia, Nepal, Birmania, etc. Se ve que las condiciones de trabajo son muy buenas, les dan asistencia sanitaria, alojamiento y comida, así que normalmente los trabajadores acuden por periodos de 5 años en los que pueden ganar (cobran por kilo) unos 200 dólares al mes, lo suficiente para mantener a sus familias en su país de origen... La visita a la fábrica no fue tan interesante, básicamente porque no había electricidad en ese momento, y nos explicaron todo el proceso pero no pudimos verlo en marcha (...)

Hojas del té
Hojas del té

La ruta por la jungla fue divertida porque el guía, aparte de ser súper simpático, conocía un montón de plantas y nos contaba remedios para picaduras de sanguijuelas, por ejemplo (yo me lo anoté concienzudamente, con la suerte que tengo fijo que me encuentro alguna por el camino...), cómo NO cortar el bambú ya que resulta que es bastante peligrosillo porque corta que no veas... Cosas súper prácticas, vamos 😉 Y por supuesto, nos hartamos de hacer fotos a todas las plantas carnívoras habidas y por haber. Tuvimos mala suerte en no poder ver rafflesias (las flores más grandes del mundo) ya que nos contaron que estas plantas tardan 6 meses en crecer, se abren durante una semana y luego se marchitan sin más.

Planta carní­vora II
Planta carní­vora II

Sobre el monte (Gunung Brinchang) no os contamos mucho, porque al llegar al mirador que lo corona todas las montañas de alrededor estaban semicubiertas por una densa niebla. Un par de fotos y de vuelta al 4x4...

Mirador
Mirador

Por último, la visita al mariposario. Resumiendo, un invernadero enorme con un montón de mariposas, algunas realmente enormes, a mi me daban un poco de cosilla la verdad... ¡¡Eran como mini-pájaros!! Además, tenían un montón de "peceras" con bichos de lo más variopintos: escarabajos, serpientes, lagartos, escorpiones, camaleones, insecto-palo, langostas (enooormes)... De lo más asquito 😛

Mariposas en flor
Mariposas en flor
Serpiente
Serpiente

Una excursión de 5 horas de lo más completito!

Además, la zona es famosa por cultivo de fresas (había un montón de tiendas con fresas enooormes para decoración, además de souvenirs como bolsos, zapatillas, camisetas... todas llenas de fresas y más fresas, pero no es nuestro estilo, lástima... :P) y granjas de apicultura (que tampoco nos hacía demasiada gracia...)

Al día siguiente, para acabar de ver la zona, decidimos hacer un trekking por nuestra cuenta por los muchos senderos señalizados. Las montañas del lugar son todas muy húmedas, y el día anterior diluvió, así que ya os imaginaréis el barrizal... Pero como con el sofocante calor de otros lugares no nos animamos a hacer muchos paseos, decidimos hacer el trekking igualmente. "Sendero 9, que bonito, todo marcado con baldosas." "Desviación al sendero 8, ala que empinado, pero mola más porque se ve más difícil!" Maldita la hora... Al cabo de una hora de subida non-stop por ramas y más ramas por las que teníamos que ir casi trepando comenzó la bajada... "Aix, que bien, ya de bajadita! Pié derecho aquí, ojo no te resbales allá... Cógete de aquí... ¡Qué divertido!" Anda mira, ahora hay que pasar entre dos troncos." Italo pasa pegando un salto y yo me asomo para calcular el saltito cuando... ¡Zas! Mi mano derecha resbala del tronco en que me apoyaba y todo mi peso cae sobre un pequeño tronco que sobresalía entre los dos principales... De vídeos de primera, fue caerme y pensar en cómo debió de verse desde fuera... Sin respiración y pensando en miles de caidas del programa, un dolor horrible aparece en mi trasero... Aaaaaix!!!! Sí, Italo no puede evitar reirse siempre que se acuerda y un grandioso morado me acompañó los días siguientes recordándome el gran momento... Tras esto, nos esperaban otras dos horas y media de subiditas y bajadas, el trekking muy chulo, pero mi dolor de culo no se lo deseo a nadie! Otra vez, snif!!

Trekking duro
Trekking duro
Probando la liana
Probando la liana

Aparte de los paseitos y visitas, aprovechamos el lugar para que Italo se cortara el pelo (era urgente!), para disfrutar de más comida índia (había más comida índia que malaya, y estaba más rica que en la Índia!!!) y para babear ante las fotos de nuestro sobrino recién nacido... ¡¡Enhorabuena de nuevo a los papis!! ¡¡¡¡¡Mateo, we love youuuuu!!!!!

Mateo liiiindo!!! ^^
Mateo liiiindo!!! ^^

Pero el viaje sigue, aunque sí es cierto que nos han dado ganas de escaparnos a Barcelona para conocer a la novedad de la familia, vamos a dejar que los papis se ocupen de sus primeros meses para disfrutarlo cuando ya tenga muchos michis para morderlo bien :)

Próximamente, ¡nuestro paso por Kuala Lumpur y salto a Indonesia! Estos días han sido agotadores, pero ya os lo contamos otro día... 😀

Les dejamos el link con las fotos de Cameron Highlands.

Publicado por anuska

Comentarios (1)
  1. estoy deslumbrada de tanta belleza natural, qué hermosa es toda esa naturaleza que están apreciando y palpando en vivo y en directo, los envidio.


Deja tu comentario

Aún no hay trackbacks.